Trabajo remoto, la tendencia laboral

De Interés Inicio Noticias

Cada vez son más las empresas que deciden optar por modelos flexibles y dar el beneficio del trabajo remoto a sus empleados, ya sea por algunos días o de manera permanente.

La productividad era lo que más preocupaba a los empresarios, los especialistas establecen que la mejor manera de medirla es por objetivos.

Y aunque parece ser el sueño de muchos, la realidad es que implica muchos retos, principalmente para el empleado, quien debe tener muy claro que, pese a trabajar fuera de la oficina, tiene un horario, reglas y tareas específicas por cumplir.

ELEMENTO CLAVE

La Comisión Nacional para la Protección y Defensa de los Usuarios de Servicios Financieros (Condusef), establece que la tecnología es clave en el desarrollo de este trabajo, muy probablemente sin ella no podría ser una realidad, además hoy se cuentan con sistemas que permiten tener mayor control sobre la información que manejan.

Betzabeth Romero, country manager de Jabra México, afirma que también existen algunos riesgos, sobre todo para el empleado, por ejemplo, la conectividad es clave para que el homeoffice funcione adecuadamente, de lo contrario lo más probable es que se regrese al viejo esquema.

“Más que tratar de balancear el trabajo con la vida personal, bajo la integración de trabajo/vida los empleados organizan su trabajo para mezclar éste y su tiempo familiar, permitiéndoles cumplir con sus tareas cuando son más productivos y cuando es más conveniente para ellos”, dice la country manager de Jabra México.

MANOS A LA COMPUTADORA

El trabajo remoto no aplica para todos los puestos, si para ti es posible, recuerda que:

Control. Debes procurar tener programadas todas tus actividades, así como los días en que debes entregar informes o trabajo, si en condiciones normales no está bien visto que te demores, menos en el trabajo remoto.

Capacítate. Nunca minimices el poder de seguir aprendiendo, estar en tu zona de confort está bien por un tiempo, pero siempre es bueno aprender más, continuamente, y las empresas siempre lo valoran.

Establece. Aunque no lo creas, o no le des importancia, tener un lugar de trabajo bien establecido te ayudará a enfocarte, debe ser un espacio cómodo, tranquilo y, sobre todo, que tenga acceso a Internet para que puedas cumplir con tus tareas.

Contrato. Aunque la forma en que realizas tu trabajo no sea la tradicional, debes tener derechos, como tener un contrato que avale las actividades que estás realizando en la empresa y por las que recibirás remuneración.

Socializa. Acude de vez en cuando a las oficinas de la empresa para que no pierdas las relaciones, es importante, pues somos seres sociales; si bien buscar el equilibrio entre tu vida y el trabajo es fundamental, también lo es convivir con tus compañeros y jefes.

Con información de Excélsior