Michoacán, el paraíso escondido

Por: Bryan Ramírez

Mis primeros recuerdos de mi infancia más vivos son de las vacaciones en la costa michoacana, cuando era niño mis padres nos llevaban a visitar las playas del municipio de Coahuayana, una de las zonas, casi como

 todas de la costa de nuestro estado, con playas vírgenes que reflejan un maravilloso paisaje, desde entonces no le he perdido ese gran amor a las playas de nuestro estado; desde boca de Apiza en la frontera con Colima hasta playa jardín en el municipio de Lázaro Cárdenas, pasando por la playa de San Telmo, el faro de Bucerías, Nexpa, Maruata, Michoacán es un verdadero paraíso escondido, eso sin contar el resto de las zonas de nuestro estado que esconden maravillosos lugares para visitar.

El turismo en nuestro estado es ya un detonante de la economía, sin embargo, tiene aún un potencial enorme por ser explotado, imaginar que se puede invertir en zonas ecoturísticas a lo largo de la costa michoacana, o que en las zonas montañosas puedan potenciar la construcción de zonas hoteleras sustentables, que no solo ofrezcan empleo a la gran cantidad de municipios que guardan una cantidad inimaginable de lugares que pueden convertirse en un exitoso atractivo turístico.

Hace dos años estuve en la playa de Nexpa, visitada por surfistas que encuentran en esta playa una oportunidad para dicha actividad, principalmente los amantes de las olas suelen ser extranjeros, confieso que desconocía que esta actividad se realizará en una de las playas de nuestro estado, y como esta muchas otras actividades suceden a lo largo de la costa michoacana, y que a pesar de ser promovidas creo que aun tienen un potencial enorme, para inclusive crear un corredor turístico por lo menos en esa zona, incentivar la inversión local, nacional y extranjera, aumentando las oportunidades de empleo e inclusive con la posibilidad de apoyar a los habitantes de la zona a emprender sus propios proyectos que les permita autoemplearse y de esta forma mover la economía local.

Como este hay muchas las oportunidades que tiene Michoacán para crecer en materia económica, si se puede, si es posible y no es solo un sueño, es necesario impulsar políticas públicas con una estrategia bien estructurada que involucre a la iniciativa privada y la sociedad civil para poder detonar el potencial de muchas zonas turísticas que les hace falta un impulso mayúsculo. Y hasta ahora solo hemos analizado una zona específica de la geografía michoacana, se imagina usted detonar una zona como tierra caliente, donde su gastronomía es única y en la que pueden generarse diferentes actividades turísticas en la zona, o que decir de las zonas montañosas como en la rivera del lago de Zirahuén o en la región del municipio de Hidalgo, donde se ubican la zona de aguas termales que tiene de igual forma un potencial enorme que aún puede explotarse.

Y de Morelia y sus municipios aledaños ni hablar, es una región  turística privilegiada,cercana a Pátzcuaro que es un pueblo mágico o Quiroga y Tzintzuntzan que son municipios con un gran potencial turístico.

Michoacán es un paraíso escondido, hacen falta políticas públicas claras que permitan aprovechar este gran potencial que tiene nuestro estado, puede ser el turismo el motor más importante para mover la economía del estado y a pesar de sus problemas, tiene grandes oportunidades, aún se puede hacer mucho más.

Este país es maravilloso, pero nuestro estado es magnifico, lo tiene todo, muchos países desearían tener todo lo que un solo estado como Michoacán tiene, desde su territorio con climas diversos hasta su cultura, pasando por su extensa gastronomía, orgullosamente podemos decir que somos michoacanos, pero también es de reconocer que Michoacán es un maravilloso paraíso escondido.

 


Recibo sus comentarios en las redes sociales
Facebook Bryan Ramírez
Twitter @bramirezh
Instagram bramirezh