ENCUENTRO: Los BRICS, la alternativa del TLCAN

De Interés Inicio Noticias

Por: Bryan Ramírez

Conforme pasan los días es cada vez más impredecible que rumbo pueda tomar las negociaciones del Tratado de Libre Comercio de América del Norte, y el factor primordial de esa incertidumbre es el 

Presidente de Estados Unidos Donald J. Trump, quien presiona al gobierno mexicano para que eleve los salarios en México ya que considera como una competencia desleal ante su país, aunado a que poco a poco más empresas estadounidenses se suman para regresar sus grandes fábricas a su país de origen.

Es claro que Estados Unidos seguirá presionando a México para que acepte condiciones que sólo favorezcan comercialmente a su nación, y esa gran desventaja tiene que poner en alerta al gobierno mexicano y a toda la comitiva empresarial que está al frente de las negociaciones de dicho tratado, nuestro país no debe ceder a la presión de Donald Trump, si bien es cierto que nuestro atractivo para la inversión extranjera es la mano de obra barata, no se puede permitir que las intimidaciones de los problemas internos de México sean utilizados como pretexto para presionar por un acuerdo comercial que dejaría a todos los sectores productivos de nuestro país en clara desventaja frente a los grandes conglomerados, y el sector agropecuario e industrial de Estados Unidos.

La visita del Presidente de la República a China para participar en la cumbre de los BRICS (Grupo de 5 las economías emergentes más importantes: Brasil, Rusia, India, China y Sudáfrica), es un gran acierto y una oportunidad enorme para dejar de depender de la economía estadounidense. Desde una perspectiva geopolítica, una alianza con Rusia y China, fortalece a México a nivel internacional, por un lado con con el poder económico de China y su gran potencial de inversión, y Rusia con su poder militar, que aunque suene exagerado o no, tarde o temprano en este mundo tan sensible al estallido de un conflicto militar a nivel internacional ocuparemos de un aliado estratégico y ese aliado militar al corto plazo ya no es Estados Unidos.

Los BRICS son un grupo de 5 de las economías emergentes más importantes del planeta, tienen su propia institución financiera; el Nuevo Banco de Desarrollo con un capital inicial de 100,000 mdd, lo que permite acceder a estos países a financiamiento que permita el desarrollo económico de los mismos, una estrategia interesante ya que permite a estos países no estar ligados a otras instituciones financieras internacionales como el Fondo Monetario Internacional o el Banco Mundial, que al adquirir una deuda con dicha instituciones muchas naciones se ven atadas a intereses geopolíticos de las grandes potencias que controlan dichos organismos internacionales.

Regresando a la negociación del TLCAN (Tratado de Libre Comercio de América del Norte), México debe comenzar a entender que debemos de dejar de mostrarnos al mundo como un país de mano de obra barata, es el único atractivo para las grandes fábricas que se instalan principalmente en la zona norte de la República Mexicana, ya que les es más barato  producir un auto en San Luis Potosí que en Detroit, recordando el anuncio de la cancelación de la construcción de la planta de la empresa Ford en meses pasados. Es momento de comenzar a crear tecnología que nos permita ser un atractivo importante en la región, en 10 años seguramente el avance de la creación de inteligencia artificial permitirá a las grandes empresas manufactureras poder sustituir el factor humano por máquinas que les harán disminuir sus costos de manera importante. Más que ver la renegociación del TLCAN como una debilidad y con temor se deben de aprovechar las grandes oportunidades que se pueden generar, el acercamiento del gobierno mexicano a los países emergentes es un gran acierto, se debe aprovechar al máximo y puede ser la puerta para que México se involucre de manera positiva en una nueva era multipolar en la que Estados Unidos no es la gran potencia dominante.

 

 

 

 

 

Facebook: Bryan Ramírez

Twitter: @bramirezh

Instagram: bramirezh_