¿Te gusta la comida picante? 7 datos curiosos que todo mexicano debe conocer

Uno de los elementos icónicos de la cultura mexicana es, sin lugar a dudas, la comida picante. Esta tendencia gastronómica se expande para distintas clases de platillos dentro del país, desde los más típicos hasta algunos postres vanguardistas.

En este artículo nos dedicaremos a explorar distintos aspectos de la famosa comida picante para satisfacer a los curiosos:

 

  • ¿Es saludable?

 

Una de las preguntas más comunes que ronda en la cabeza de los consumidores de la comida picante es si esta entra en la categoría de alimentos saludables o no. La evidencia sobre este asunto aún no es muy concluyente, ya que existen expertos que defienden ambas posiciones.

Los científicos y demás especialistas que están a favor del consumo del picante atribuyen a estos alimentos un sinnúmero de beneficios para la salud. Desde mejoras en la circulación, digestión, propiedades antiinflamatorias hasta la reducción de células cancerígenas y alargamiento de la vida. Si te interesa aprender cuales alimentos pueden evitar el cáncer, visita Nutriciónsinmás.

A pesar de estas pruebas, todo lo relacionado con el picante debe ser consumido moderadamente. Cualquier abuso es malo, y como todos sabemos, esto es extrapolable al mundo de la gastronomía.

 

  • No debes consumir picante antes de dormir

 

Si deseas conseguir una calidad de sueño óptima, debes evitar a toda costa la comida picante antes de ir a la cama. La causa principal es que esa incrementa las tasas metabólicas y por lo tanto también aumenta de la temperatura en el cuerpo, obstaculizando la conciliación del sueño. Además de que la sensación de sed se amplifica y tendrás que salir de la cama a hidratarte.  

Si quieres permanecer en los brazos de Morfeo plácidamente, reserva las comidas picantes para el almuerzo.

 

  • Prueba con el jengibre

 

Los amantes de la comida picante preparan sus platillos con cantidades importantes de  chiles y ajíes, protagonistas de la cocina mexicana. De hecho, existen decenas de variedades y tipos para jugar con las intensidades de sabor que se desee en cada plato en particular.

No obstante, pocos conocen que el jengibre – especia oriunda de Asia – genera una sensación de picante similar a los populares pimientos. Si quieres experimentar un nuevo tipo de sabor en tus comidas, prueba añadiendo este versátil ingrediente.

 

  • ¿Por qué pica? – Y cómo lograr que no pique

 

La ciencia detrás de la comida picante se explica, en pocas palabras, debido a la presencia de sustancias químicas conocidas como capsina y capsaicina. Estas se unen a ciertos receptores en la boca que nos produce la sensación de calor y sentimos que “se nos quema la lengua”.

Si has experimentado este efecto y tomas mucha agua, notarás que no alivia la dolencia. Esto se debe a la naturaleza química de la capsaicina, la cual es lipídica, por lo que el agua no es capaz de disolverla.

Por ello, los platos mexicanos incluyen componentes altos en grasas como leche, yogurt o nata. Estas sustancias si son capaces de “arrastrar” el picante de tu boca, calmando la irritación, ¡lo mismo ocurre con el tequila!

 

  • Debes evitarlo si…

 

Ciertas condiciones de salud nos hacen más propensos a sentirnos mal si abusamos de la comida picante. Por ejemplo, todas las dolencias relacionadas con el sistema digestivo, hemorroides y demás, se ven incrementadas con el consumo excesivo de alimentos con altos niveles de picantes.

No existen pruebas contundentes que afirmen que la causa de las ulceras gástricas y demás patologías gastrointestinales es la comida picante. No obstante, su consumo incrementa las dolencias de estas condiciones.

 

  • ¿Cuánto pica?

 

La próxima vez que alguien te pregunta cuánto pica tu comida, olvídate de decir mucho o poco. Aunque no lo creas, existe una escala cuantitativa – es decir, como metros o kilos – conocida como escala de Scoville y va desde 0 hasta ¡15.000.000.000! Para darte una idea y que te ubiques en la escala, el chile poblano esta aproximadamente entre 1.000 y 1.500 unidades Scoville.

 

  • El picante no es un sabor

 

Nuestro sentido del gusto tiene la capacidad de ser estimulado por cinco tipos de sabores: ácido, amargo, salado, dulce y umami. Si este último no te resulta familiar, es el sabor del glutamato muy usado en la cocina asiática. Ejemplos típicos son la salsa de soya, champiñones, espinacas, entre otros.

Sin embargo, el picante no es considerado un sabor. Es más una sensación de dolor.

¿Conocías algunos de estos datos sobre la comida picante? Esperamos haber enriquecido tu conocimiento sobre este estilo gastronómico, ¡qué disfrutes tus tacos y burritos picantes!

Autor:

“Andrés Gananci es un emprendedor y aventurero apasionado de la vida que fundó su primer negocio online con tan sólo 17 años. 12 años después, sigue viajando por el mundo mientras trabaja desde casa”
https://www.facebook.com/gananci
gananciblog@gmail.com