Encuentro: Políticas Públicas para el Desarrollo Económico

Foto: de la Red

Foto: de la Red

Por: Bryan Ramírez

En cualquier parte del mundo existen grandes brechas sociales que nos dividen, lo queramos o no, los niveles socioeconómicos marcan a una sociedad, las clasifica y las convierte en un estereotipo incluso de naciones enteras. América Latina es la zona más desigual del planeta según datos del Foro Económico 

Mundial, la agencia no gubernamental Oxfam señaló en 2014, el 10% más rico de la población de América Latina había amasado el 71% de la riqueza de la región. (https://www.weforum.org/es/agenda/2016/01/america-latina-es-la-region-mas-desigual-del-mundo-asi-es-como-lo-solucionamos/ )

Las políticas públicas que genera cada una de las naciones para contrarrestar los niveles de pobreza y desigualdad varían dependiendo de la ideología política, es común que gobiernos de derecha se inclinen más a favorecer a los grandes capitales de inversión, con la intención de proteger sus capitales, que de cierta manera ayudan a generar empleo, sin embargo, se deja de lado buscar soluciones para los niveles de desigualdad económica y social de una sociedad. Contrario a lo que se puede visualizar en naciones gobernados por ideologías de izquierda, que si bien su nivel radical de gobierno puede variar dependiendo la región del planeta a la que nos refiramos, hay casos de éxito como Brasil donde 25 millones de habitantes salieron de la pobreza extrema o moderada según datos del Banco Mundial, cambios en las políticas públicas a partir del año 2003 llevaron a estos resultados casi 10 años después. gracias a las diferentes estrategias gubernamentales de combate a ese gran flagelo que por décadas permaneció latente en la sociedad brasileña. (www.bancomundial.org)

“El punto de partida e inspiración es el programa brasileño más exitoso de todos los tiempos: Bolsa Familia, que en una década de operación logró reducir a la mitad la pobreza de Brasil (de 9,7% a 4,3%), gracias a su vasto alcance y cobertura -unos 50 millones de brasileños de bajos ingresos, o la cuarta parte de la población.

A diferencia de los subsidios y otros programas sociales aplicados en otros países, Bolsa Familia es parte de las llamadas transferencias condicionadas de efectivo, por las cuales los padres de familia reciben una cantidad de dinero fija cada mes ($70 Reales, unos 30 dólares) a cambio de que envíen a sus hijos a la escuela y cumplan con diversos controles de sanidad.”(http://www.bancomundial.org/es/news/feature/2014/03/22/mundo-sin-pobreza-leccion-brasil-mundo-bolsa-familia)

Y aunque los exitosos programas sociales de Brasil pueden tener sus fallas, como el hecho de que los ciudadanos se vuelvan dependientes de dicho ingreso, es un riesgo que se asume y que busca al mismo tiempo concientizar a los ciudadanos que es un programa social en cual busca mejorar sus condiciones de vida.

La pobreza es un problema global, más de 1,000 millones de personas viven en esta situación, lo que equivale a vivir con menos de 1.25 dólares diarios, el que se diseñen políticas públicas eficientes para combatir dicha problemática global es responsabilidad en conjunto en la que también deben participar la sociedad civil, grupos empresariales y la sociedad en general, debemos ser concientes que somos ciudadanos globales y no debemos ser indiferentes a las dificultades de nuestro entorno

 

 

Facebook: Bryan Ramírez

Twitter: @bramirezh

Instagram: bramirezh_