Encuentro: Golpe a las compañías chinas y el proteccionismo de Estados Unidos

Por: Bryan Ramírez

Pareciera que la guerra comercial que inició Donald Trump acompañado de sus políticas proteccionistas y nacionalistas escalaron ya al ámbito político, en pleno siglo XXI donde la globalización está en pleno apogeo en países incluso no tan capitalistas.

La tecnológica china Huawei, uno de los fabricantes de telefonía móvil y equipo de telecomunicaciones con mayor expansión a nivel internacional está siendo blanco de las políticas proteccionistas de Estados Unidos, en plena guerra comercial y días después de haber llegado a un acuerdo de evitar sanciones mutuas entre China y nuestro vecino del norte, fue arrestada en Canadá Wanzhou Meng Directora de Finanzas de Huawei y quien además es la hija del fundador de la compañía, Ren Zhengfei. El arresto casi provoca un incidente internacional entre Canadá y China, a pesar de que el gigante asiático tiene políticas abiertas para la inversión privada, no dejan de ser un país comunista, en donde saben muy bien cómo resolver problemas políticos con mano dura, pocos días después de la detención de la alta ejecutiva de la tecnológica Huawei, y al no recibir respuesta por parte del gobierno de Canadá para su liberación, el gobierno chino arrestó a un ex diplomático canadiense, la presión diplomática fue tal que Wanzhou Meng fue liberada pocas horas después.

El hecho de que Estados Unidos utilice a sus aliados para golpear empresas privadas extranjeras que compiten con grandes consorcios de su país, pone en evidencia su, desesperación por la pérdida de poder que tienen desde hace un par de años, si imaginamos de manera muy perversa, en el segundo trimestre de 2018 Huawei vendió más teléfonos que Apple, golpear a la tecnológica china beneficia directamente a la empresa de la manzana. Una manera demasiado tramposa de querer competir en un libre mercado, siendo Estados Unidos la meca del capitalismo, utilizan los golpes más bajos similares a cualquier dictadura socialista, no es para menos que Apple esté disminuyendo la venta de sus teléfonos, llevan años sin innovar sus productos, el iPhone continúa siendo su producto estrella al que cada año le añaden funciones inútiles que están fastidiando al consumidor final. No es de extrañar que Huawei esté colocando en el mercado de manera acelerada, con dispositivos de última generación, algunos de sus teléfonos con inteligencia artificial incluida, la tecnológica invierte 10% de sus utilidades en investigación y desarrollo, mientras Apple piensa cómo rediseñar su mismo aparato Huawei los está evolucionando a pasos agigantados.

Estados Unidos continuará golpeando de esta forma a las empresas chinas, en el caso de Huawei con el pretexto de que dicha compañía colaboró con Irán y violó las sanciones impuestas a la nación persa, absurdo desde el punto de vista político porque los yanquis ya no tienen el poder de los años de la guerra fría, en los que las empresas privadas y naciones enteras se subordinan al poderío de la hasta hace una década, la primera potencia mundial.

Algo debe tener claro Estados Unidos y sus aliados, China hace negocios como una nación capitalista respetando el libre mercado, sin embargo, no dejan de ser un país comunista que hará valer su poder cada que sea necesario.